En vano el hombre ha pretendido medir los caminos del Señor. Dice el autor del sagrado libro de la Sabiduría: "¿Qué hombre podrá conocer el consejo de Dios y quién podrá atinar con lo que quiere el Señor?" (Sab 9, 13). Y más adelante' "¿Quién conoce tus planes, si tú no le das sabiduría y le envías de lo alto tu espíritu santo?" (Sab 9, 17).SANTA ROSA DE LIMA, virgen. 1586-1617La vida de santa Rosa de Lima, primera mujer canonizada del Nuevo Mundo, es una buena prueba de ello. Nació nuestra santa, en Lima, capital del Perú, de padres de origen español, modestos de condición. Su verdadero nombre era Isabel. Cambió su nombre por el de Rosa, al recibir el sacramento de la confirmación.Desde su más tierna edad, cuando empiezan a despuntar los atractivos femeninos, Rosa experimentaba una atracción, cada día más desbordante, hacia la santidad, la virginidad, la devoción, el amor al retiro un extraordinario espíritu de penitencia. Es decir, sentía una resolución de seguir, como dice el Evangelio, ', camino estrecho y desusado del sacrificio de sí misma, para encontrar a Dios.Esta ansia de seguir un camino diferente, le atrajo toda clase de insultos, burlas y humillaciones por parte de su familia, en especial de sus padres, quienes veían con verdadero terror el derrotero de su hija.Nadie crea, sin embargo, que sus anhelos de santidad eran falsos y artificiales. Rosa les manifestaba a sus padres la más extraordinaria de sus ternuras la del sacrificio por su bienestar.El día en que su padre fracaso en el negocio de una mina, con el consiguiente desajuste económico, Rosa se transformó en la más sufrida de sus hijas, ayudándolo a sostener económicamente el hogar, trabajando diariamente en la huerta, y cosiendo hasta altas horas de la noche.Podemos afirmar, sin temor a equivocarnos, que santa Rosa sacrificó por el bien de sus padres y hermanos, hasta los ideales ascéticos de su alma que la orientaban a recluirse en algún convento.Esta fue la razón por la que los padres y familiares de la santa jamás la pudieron comprender. La incomprensión se transformó en guerra despiadada, cuando Rosa llegó a sus años juveniles. A toda costa, para salvarla, como ellos decían, pretendieron obligarla a contraer matrimonio.Fueron diez largos años de lucha. Ni las súplicas, ni los insultos, ni los golpes, ni los des-precios lograron vencerla.Desalentados, por tanta constancia, los padres de Rosa, le permitieron ingresar en la tercera orden de santo Domingo y vivir; prácticamente recluida en una cabaña construida en la huerta de su casa.Desde entonces, santa Rosa de Lima, se entregó a todas las manifestaciones de su muy peculiar vida ascética: penosísimas mortificaciones de su maltrecho organismo, alternadas con ejercicios de oración y meditación hasta el éxtasis y el agotamiento corporal. Todo esto, unido a las pruebas de rechazo y desprecio de parte de los miembros de su familia, nos hace apreciar la calidad y grado de su amor hacia Dios y hacia sus semejantes.Ya para entonces, la fama de santidad de Rosa había traspasado los umbrales de su casa y de su ciudad. Nobles y plebeyos, sacerdotes y hombres de negocios, se acercaban con respeto o con curiosidad a su morada. Entre ellos sobresalía la familia de don Gonzalo de Massa, funcionario del gobierno. Su esposa, conociendo a fondo la vida de Rosa, le tenía enorme cariño. Anhelaba tenerla en su propio hogar. Finalmente logró su propósito. Ahí vivió los últimos tres años de su vida.Con tantos sufrimientos Dios, la había preparado para el último combate. Una molestísima y larga enfermedad la purificó más en este mundo. A menudo se le oía decir: "Señor, auméntame los sufrimientos, Pero auméntame, en la misma medida, tu amor".Santa Rosa de Lima murió el 24 de agosto de 1617, apenas a los 31 años de edad.El papa Clemente X la canonizó en 1671. Fue la primera santa americana canonizada.
Pais: 
Peru
Deja un comentario

Filtered HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <blockquote> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.