colombia_-_mapa_0.jpg

En el año 2007 John Rick Miller visitó Colombia por primera vez y comenzó la misión: “Colombia en los Corazones de Jesús y María”. Se buscaba la conversión de todos los colombianos a través de la renovación de la Consagración de Colombia al Sagrado Corazón de Jesús y, por primera vez en la historia, al Inmaculado Corazón de María. 

Motivado por esta primera misión, y a raíz del encuentro que tuvo con John Rick, el entonces Presidente Álvaro Uribe, su familia y algunos miembros de su gobierno se consagraron en presencia del Nuncio Apostólico el 11 de junio de 2008 a los Sagrados Corazones. Seis meses más tarde, el 12 de octubre, el Cardenal Pedro Rubiano consagró a Colombia al Inmaculado Corazón de María y renovó la consagración del país al Sagrado Corazón de Jesús. La intención de esta misión se extendió a otros países y tomó el nombre: Misión Por el Amor de Dios en Todo el Mundo. 

Desde sus inicios hasta diciembre de 2010 se habían consagrado más de 18,000 personas y abierto más de 100 grupos de oración. Ese mismo año, en el mes de octubre, Villa de Leyva fue sede del 2do Congreso Internacional de la Misión donde asistieron autoridades eclesiásticas tales como el Arzobispo de Ibagué, Mons. Flavio Calle, los Obispos Mons. Juan Vicente Córdoba, Monseñor Eulises González, Mons. José Roberto Ospina, Mons. José Vicente Huertas, Mons. Héctor Cubillos y Mons. Luis Felipe Sánchez; así como distintos sacerdotes y miembros de la Misión procedentes de México, Ecuador, Canadá, Estados Unidos, Nicaragua, Panamá, Perú, Polonia y Venezuela.

En el año 2011, Mons. Eulises González consagró la Isla de San Andrés a los Sagrados Corazones de Jesús y de María, acompañado de funcionarios gubernamentales y entronizó una imagen reliquia de Nuestra Señora de Guadalupe.  Posteriormente se fueron entronizando otras imágenes reliquia en la Parroquia de San Juan Diego, en la localidad de Bosa después de las tragedias del invierno en esa región, así como en Ciudad Bolívar y en las Catedrales de Zipaquirá, Pasto y Manizales.

En el año 2014, el Congreso de la República de Colombia, a través del honorable Senador Jose Darío Salazar Cruz honró a nuestro fundador con la orden de mérito como “Gran Caballero de la Nación de Colombia”, y la Iglesia Católica por medio de Mons. Juan Vicente Córdoba le hizo entrega de una placa de reconocimiento firmada por el Cardenal de Colombia, Monseñor Rubén Salazar Gómez, y 22 Arzobispos y Obispos por su trabajo y dedicación para evangelizar al pueblo colombiano en el contexto de la fe católica.

En los últimos dos años, la Misión en Colombia ha logrado fortalecerse en algunas Parroquias de las Diócesis de Fontibón (especialmente en Cota) y Engativá, así como en las Arquidiócesis de Bogotá, Barranquilla y Manizales preparando, catequizando y organizando la consagración de Arquidiócesis, personas, familias, colegios y grupos afines como 40 Días por la Vida. También se ha consagrado o renovado la consagración de territorios parroquiales, del país en dos ocasiones, ciudades y algunos dirigentes locales.